Menu Close

Crítica: 1917

Con 10 nominaciones al Oscar, esta película sin dudas se encuentra entre las mejores películas del 2019.

Su trama se basa en dos jóvenes cabos ingleses que deben cruzar líneas enemigas para evitar que un batallón que ha quedado incomunicado realice un ataque en medio de una trampa preparada por los alemanes que podría desembocar en la masacre de 1600 soldados. Una tarea para nada sencilla y menos para dos soldados, los cuales tendrán que atravesar obstáculos como explosivos escondidos, bombas, disparos enemigos y hasta duelos cuerpo a cuerpo.

Pero lo increíble de la película no es la trama en sí, sino más bien cómo está presentada. Desde una increíble fotografía y montaje que dejan a la luz el destacado trabajo de Sam Mendes como director. 

La película está construida desde un plano secuencia, sin cortes evidentes. Queda claro que en la película hay “empalmes” en momentos en que la cámara ingresa a zonas oscuras o a través de efectos digitales concebidos en la post-producción. Además, la manera en la que logran conseguir algunas de las tomas en esos escenarios gigantes en los que se llevan a cabo, hacen que 1917 sea un éxito técnico.

El uso del plano secuencia transmite al espectador la sensación de estar viviendo lo mismo que los protagonistas. Una sensación directa, creíble e inmersiva de la experiencia cinematográfica.

Nos adentramos a la primera guerra mundial, lo que resulta bastante novedoso cuando se trata de cine, debido a que estamos más familiarizados con ver en la pantalla grande recreaciones de la segunda guerra mundial.

1917 sabe cómo meternos de lleno a una guerra, en donde tendremos tranquilidad y estrés de un momento a otro. Sin dejar de sentir, a través de ese plano secuencia, que el tiempo está corriendo y que el mensaje debe ser entregado antes del amanecer o morirán 1600 soldados, incluido tu hermano.

Toda la película está construida de manera que el espectador se sienta cansado  apropósito, como si no tuviera tiempo ni siquiera para tomar aliento. Lo que la convierte en una película emocionante e intensa porque siempre estás a la espera de algo, con miedo a que algo les pase a nuestros protagonistas por todas las consecuencias que esto traería, debido a lo alta que es su responsabilidad.

En cuanto a su narrativa, podríamos mencionar el hecho de que sus personajes carecen de encanto, son débiles y no están del todo trabajados. Por lo que ese es mi único problema con 1917.

Mi calificación final para 1917 es de 9.4

-Escrito por: Carla M. Vallejos @kurca

-Corregido por: Elias Chavez @elias.chavez_

Posted in Critica

Contenido relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *